… masaje terapeutico shiatsu …

¿Qué es y para que sirve el Shiatsu?

El Shiatsu es una práctica tradicional japonesa de terapia manual que busca restablecer el equilibrio energético del cuerpo. Basado en los principios de la medicina oriental, el Shiatsu sostiene la idea de que la circulación fluida de la energía vital, conocida como «ki», es esencial para mantener la salud.

Durante una sesión de Shiatsu, el terapeuta utiliza presiones, estiramientos y manipulaciones suaves para estimular puntos específicos del cuerpo llamados «tsubos». Estos puntos de presión coinciden con los puntos energéticos presentes en los meridianos, los mismos utilizados en la acupuntura. Los meridianos son los canales por los cuales la energía vital circula en el cuerpo, y el Shiatsu actúa sobre estos puntos para restablecer la armonía energética. Las presiones focalizadas buscan disipar bloqueos energéticos, favoreciendo así la relajación física y mental.

El Shiatsu ofrece un enfoque holístico, considerando el cuerpo y la mente como interconectados. Poniendo énfasis en la prevención y la promoción del bienestar, esta técnica terapéutica contribuye a reducir el estrés, alivia las tensiones musculares y mejora la circulación energética general. Gracias a sus múltiples beneficios, el Shiatsu se presenta como un método natural para mantener la vitalidad y la armonía interna.

 

En este articulo, obtendrás información sobre el Shiatsu, y en particular:
  • en qué consiste el Shiatsu
  • cómo se realiza una sesión
  • los beneficios del Shiatsu
  • porque las personas suelen acudir a un terapeuta Shiatsu
  • cómo reservar tu cita de Shiatsu en nuestra consulta

¿Cuáles son los beneficios del Shiatsu?

El Shiatsu despliega una gama armoniosa de beneficios, proporcionando una calma tanto física como psíquica. Al disipar el estrés mediante presiones específicas, esta práctica crea una serenidad profunda, constituyendo un refugio tranquilizador para la mente inquieta.

Simultáneamente, al estimular el sistema inmunológico, el Shiatsu fortalece la resistencia natural del cuerpo ante las tensiones diarias. Este renacimiento energético, orquestado a través de los puntos específicos del Shiatsu, infunde vitalidad general, otorgando una ligereza armoniosa a todo el cuerpo.

Más allá de la calma, el Shiatsu se revela como un aliado para la concentración, liberando bloqueos energéticos para favorecer un pensamiento claro y una focalización intensificada.

Sumando a sus beneficios, el Shiatsu actúa como un elixir revitalizante, disipando la fatiga e infundiendo una energía vigorosa. Esta amalgama de beneficios posiciona al Shiatsu como un enfoque holístico, estableciendo un equilibrio esencial entre el cuerpo, la mente y la energía vital. Estas diversas facetas del Shiatsu trazan un camino hacia el bienestar global, resaltando la singularidad de cada experiencia y respetando las sutilezas individuales.

Los motivos principales de consulta en Shiatsu:

Entre las razones principales para buscar consulta, se encuentran el alivio del estrés y la ansiedad, la liberación de tensiones musculares, la mejora de problemas de sueño, así como la búsqueda de revitalización ante la fatiga general y la promoción de un equilibrio digestivo saludable. Estas preocupaciones reflejan las diversas necesidades de las personas que encuentran en el Shiatsu una manera natural y holística de fomentar su bienestar físico y emocional.

Duración y desarrollo de una sesión de Shiatsu

Durante una sesión de Shiatsu, el terapeuta ofrece dos opciones para abordar las necesidades específicas del paciente. La primera opción implica un masaje de una hora, durante el cual se considera todo el cuerpo. La secuencia comienza con el tratamiento de los brazos, la espalda, las piernas, los pies, el abdomen, para finalizar suavemente con el cráneo y el rostro. Un tiempo de integración cierra esta experiencia, facilitando una transición suave de vuelta a la rutina diaria.

Para aquellos que prefieren un enfoque más específico, la segunda opción propone un masaje de 30 minutos. En este caso, el terapeuta se centra en las zonas específicas a priorizar según las necesidades del paciente. Esta flexibilidad permite una personalización del tratamiento en armonía con las necesidades y preferencias individuales.

Las sesiones de Shiatsu se realizan con la ropa puesta y en una mesa de masaje. Se recomienda no planificar actividades inmediatamente después de la sesión, ya que el masaje puede ser bastante exigente para el cuerpo. Conceder un tiempo de descanso post-sesión favorece una integración óptima de los beneficios del Shiatsu, permitiendo que el cuerpo se revitaliza completamente.

Ahora que sabes que es y para que sirve el Shiatsu, puedes reservar tu cita de Shiatsu en Barcelona aqui !