La quiropráctica

La quiropráctica está reconocida por la OMS como la tercera profesión sanitaria en el mundo.

Es la profesión que se encarga de que el sistema nervioso del cuerpo funcione correctamente.
El sistema nervioso está compuesto del cerebro, medula espinal y los nervios. El cerebro es el jefe de tu cuerpo, mente y emociones: él lo controla todo. El sistema nervioso regula el funcionamiento de cada célula del cuerpo. Son las vías de comunicación del cuerpo: la información fluye desde el cerebro hasta la célula y de la célula hasta el cerebro usando la medula espinal y nervios. Por lo tanto, tu cerebro necesita estar equilibrado y la comunicación entre el cerebro y el resto del cuerpo tiene que ser libre de interferencias para que tu estés sano. La columna vertebral es el eje del cuerpo, y protege el sistema nervioso. Una columna vertebral alineada, flexible es un factor esencial para la buena salud: la falta de movilidad de la columna, los bloqueos vertebrales crean interferencias al nivel del sistema nervioso.

El estrés diario, los traumas físicos (caídas, mala postura, accidentes,…), emocionales, el estrés químico (contaminación, toxinas, pesticidas…) puede afectar tu sistema nervioso y crear un desequilibrio, o una interferencia en las vías de comunicación nerviosa. El resultado será un desequilibrio en el cuerpo que afecta desde sus funciones (corazón, pulmones, digestión…), la postura, el sistema inmunitario, el rendimiento físico, las emociones, el comportamiento, la capacidad de concentración… El dolor es una señal que llega al cerebro cuando hay un problema: nos avisa que algo no funciona en nuestro cuerpo. Tienes que saber que solamente el 10% de los nervios son capaces de generar dolor: por eso la ausencia de dolor no es indicativo de buena salud. El 90% de los nervios son dedicados a las funciones de tu cuerpo (actividad muscular, glandular, celular, articular, de los órganos,…),

El propósito de la quiropráctica es de remover las interferencias que afectan el sistema nervioso, y equilibrar a tu cerebro, de esta manera el sistema nervioso funciona mejor y tu salud mejora. La mayoría de las veces, son las vértebras que crean una interferencia en el cuerpo, por eso el quiropráctico se enfoca en la salud de la columna vertebral.
Los quiroprácticos son formados por analizar el funcionamiento del sistema nervioso, detectar los desequilibrios y interferencias, y corregirlos.